Recetas fáciles, trucos de cocina, consejos, nutrición y mucho más.

7 grandes propiedades de la papaya

Son tantas las propiedades de la papaya, que todo el mundo desearía tener papaya en casa todos los días en todas las épocas del año. ¡Comer papaya es salud!

La papaya es una excelente fuente natural de vitamina C y apenas aporta calorías. Además, siempre que se coma madura, la papaya está riquísima. Para aprovechar sus muchas propiedades, lo mejor es comerla cruda, pero la papaya se puede incorporar a la dieta de muchas formas.

No obstante, si te has quedado con las ganas de comprar una papaya alguna vez porque la has visto demasiado verde, toma nota de este artículo (donde enseñamos cómo madurar una papaya en tan sólo 2 días) y no te quedes nunca sin comer papaya:

Cómo madurar una papaya

A continuación, podrás descubrir todas las virtudes para el organismo de esta fruta saludable y refrescante: la papaya. Si conocías las propiedades de la papaya, ¡no te dejarán indiferente!

Beneficios de la papaya

1. Posee propiedades antioxidantes

Las sustancias antioxidantes que contienen la mayoría de frutas y verduras, desempeñan un papel fundamental en el organismo: previenen y reducen el estrés oxidativo causado por los radicales libres.

Para que lo entiendas mejor, el estrés oxidativo es uno de los principales factores de riesgo que aumenta el riesgo de enfermedades y acelera el proceso de envejecimiento.

En concreto, los antioxidantes presentes en la papaya, especialmente el licopeno, también contenido en grandes cantidades por el tomate, han resultado ser muy efectivos para combatir la inflamación y mejorar y tratar los síntomas de enfermedades neurodegenerativas, cardíacas y cáncer.

Aceite de oliva con Licopeno

2. Te protege contra el cáncer

El elevado contenido de vitamina C de la papaya es el responsable de sus propiedades anticancerígenas.

¿Sabías que una papaya pequeña te aporta el 157 % de la cantidad diaria recomendada de vitamina C? Característica que se cumple especialmente cuando la papaya está madura.

Esto significa que comer papaya con frecuencia puede ayudarte a prevenir varios tipos de cáncer (pulmón, estómago, útero…), puesto que la vitamina C es capaz de:

  • Reducir la inflamación.
  • Disminuir el estrés oxidativo.
  • Inhibir la formación y activación de sustancias cancerígenas.

Por su parte, el licopeno también parece contribuir a la prevención de cáncer al retrasar el crecimiento de tumores.

Papaya: propiedadese

3. Combate la inflamación

Cuando tu organismo se ve atacado por una infección o una enfermedad, su respuesta es la inflamación.

De hecho, la inflamación es un mecanismo de protección que ayuda a combatir microorganismos patógenos y otros cuerpos extraños que amenazan con dañarnos.

Sin embargo, existe un tipo de inflamación que se produce a nivel interno y que hay que vigilar si no queremos que sea contraproducente y se convierta en un riesgo mayor.

Al comer papaya, estamos contribuyendo a controlar y reducir los niveles de inflamación del organismo gracias a su contenido de licopeno y vitamina C.

4. Previene enfermedades de la vista

Las papayas no solo son ricas en vitamina C, también contienen una cantidad significativa de vitamina A, entre otros nutrientes.

La vitamina A es un nutriente que participa en el mantenimiento y mejora de la salud visual y, según la OMS, su déficit es una de las principales causas de ceguera infantil en varios países en desarrollo.

Además, la papaya también posee dos antioxidantes llamados luteína y zeaxantina, de los que se ha demostrado que reducen el riesgo de padecer cataratas y degeneración macular.

5. Reduce el riesgo de enfermedades cardíacas

Las enfermedades que afectan al corazón se ocasionan, entre otras cosas, por un elevado estrés oxidativo, el cual puede ser mitigado por las sustancias antioxidantes que contienen los alimentos.

Tal y como he comentado más arriba, la papaya es una fruta muy rica en sustancias antioxidantes variadas y es esta característica lo que hace que su consumo reduzca el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

En este aspecto, el licopeno y la vitamina C unen sus propiedades antioxidantes para disminuir las probabilidades de padecer una enfermedad crónica o cardiovascular.

6. Contribuye a una mejor digestión

Varios estudios apuntan a que el consumo de papaya puede ser efectivo para tratar algunas enfermedades o trastornos relacionados con el aparato digestivo.

El estreñimiento, la hinchazón o la flatulencia son algunos de los síntomas que pueden mejorar gracias a la ingesta de papaya. Atributo que puede ayudarte durante el transcurso del día, motivo por el cual la papaya en el desayuno es un alimento genial.

7. Disminuye los signos del envejecimiento

De nuevo, son los antioxidantes contenidos en la papaya los que actúan en favor de una piel más joven durante más tiempo.

De acuerdo con diversas investigaciones, comer papaya con frecuencia contribuye a mejorar el aspecto de la piel al prevenir la formación de arrugas y otras marcas del envejecimiento.

Y por si esto fuera poco, aplicarse un poco de papaya sobre la piel también resulta eficaz para curar úlceras y otras heridas similares.

 

¿A qué esperas para ir corriendo y llenar tu frutero de papayas? Escoge una papaya madura para obtener sus mejores beneficios, ¡y tu estómago será el primero en agradecértelo!

 

Por Nutrición Sin Más

Foto: Japanexpertserna.se

1 comentario en esta entrada

Deja un comentario

El equipo de Cocina.es

¡Conócenos! En los fogones de este blog, somos muchos los apasionados del buen comer y de la nutrición comprometidos con tus ganas de aprender y de descubrir nuevas y originales recetas de cocina. Tenemos mucho que contarte.

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.