La «trampa» de la Ley Antitabaco

Con la llegada la nueva Ley Antitabaco por la que se prohíbe fumar en los establecimientos públicos como bares, cafeterías y restaurantes, llega el boom de las asociaciones gastronómicas.

Muchos de estos establecimientos, se han reconvertido en asociaciones y hermandades gastronómicas. ¿El motivo? Pues es tan sencillo como éste: Las asociaciones de este tipo, constituidas como Sociedades gastronómicas, son consideradas como asociaciones culturales sin ánimo de lucro,  recintos privados, por lo que a ellas no llega la prohibición de la Ley Antitabaco, sino que son los propios socios los que deciden si se permite o no fumar en él.

Uno de los primeros locales en realizar este cambio, que a grandes rasgos consiste en convertir a los clientes en socios y pasar el establecimiento a domicilio social,  según nos informan en la noticia publicada en el El Heraldo de Aragón, fue el bar zaragozano «Toma 3» que ahora ha pasado a ser la «Asociación del chuletón y el vino», pero éste no ha sido el único, otro que también se ha unido a esta iniciativa ha sido el bar «El Don» de Valladolid.

Dicen que hecha la ley, hecha la trampa y en este caso, ante la Ley Antitabaco, la «trampa» están siendo las Sociedades gastronómicas y los Clubes de fumadores.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lourdes Avila

Su sonrisa es la carta de presentación de una forma de cocinar que pretende hacernos disfrutar por encima de todo. En la cocina y en la vida es minuciosa, detallista y perfeccionista, y está siempre al día de eventos y novedades relacionadas con la gastronomía.