Restaurantes con higiene y restaurantes de poco fiar

La higiene en los restaurantes es un factor absolutamente indispensable y exigible en todo caso. Sin embargo, cuando acudimos a un restaurante, a parte de la propia observación, no tenemos ningún referente objetivo para valorar la calidad de su higiene. No obstante, en la mayoría de los países existen controles de higiene llevados a cabo por las autoridades sanitarias que evalúan este aspecto al que tanta importancia atribuyen los consumidores.

En este sentido, me ha parecido muy interesante y sin duda un ejemplo a seguir por el resto de países, una medida que entrará en vigor en Alemania a partir de 2012, según la cual se exhibirá en los restaurantes a la vista de todos un semáforo (o kontrollbarometer) que ilustrará la calidad de los establecimientos en lo que se refiere a la higiene. Se trata de una ficha muy ilustrativa en la que aparece una barra que va del verde al rojo, pasando por el naranja, correspondiéndose el verde con la buena higiene, el naranja con la regular y el rojo con la mala.

Al parecer, la medida no ha caído especialmente bien entre los profesionales de la restauración, algo que no acabo de entender. Y es que, si se hacen las cosas simplemente bien, ¿acaso hay algo que temer? Yo, como consumidor, espero que el semáforo de la higiene en los restaurantes acabe siendo algún día una realidad en España.

Un comentario en “Restaurantes con higiene y restaurantes de poco fiar

  • 22 Mayo, 2011 a las 11:47

    Yo lo pondría en uno de los puntos de Democracia Real Ya!! En un apartado de seguridad e higiene un semáforo en los restaurantes para saber su salubridad. Puestos a pedir que no falten puntos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.