Humor gráfico en la cocina

Las cocinas son un lugar genial para reírse. No sé si serán los efluvios de buen rollo que liberan las ollas, sartenes y calderos mientras cocinamos, los que nos hacen ponernos contentos y desatar nuestra vena cómica, pero el caso es que, aunque desconozco ningún posible estudio científico que corrobore lo que voy a decir, estoy seguro de que las cocinas son los espacios de nuestras casas en los que más enseñamos y hacemos vibrar nuestras campanillas.

Yo defiendo el humor en la cocina, así como el humor que utiliza como pretexto cualquier elemento gastronómico, lo cual no está reñido con tomarse el acto mismo de cocinar con toda la seriedad del mundo, algo que también defiendo y practico. Así que hoy vengo a enseñaros algunas muestras de humor fotogastronómico -o humor gráfico gastronómico- que me han llegado a través de diferentes fuentes. Las cuatro primeras las he encontrado en El Jueves (es imprescindible leer el pie de foto), la quinta es una de mis tiras preferidas de la serie de “The Eggventures of Eggbert”,y la última se la robé a un amigo del “feisbu”, y luego he descubierto que es de un humorista gráfico llamado Montt, que tiene un blog genial –Dosisdiarias– en el que publica una ilustración al día desde el año 2006. Os las dejo en orden de intensidad humorística ascendente, según mi propio criterio:

1. Pizza completa. La gracia y la no gracia de esta foto reside en que tiene pinta de ser una imagen real de una pizza real. Es un monumento en sí mismo a la comida basura.

Humor gráfico en la cocina: pizza completa

2. Terror. Es increíble lo que se puede conseguir con un par de ojillos de mentira mirando en la dirección correcta.

Humor gráfico en la cocina: terror

3. Kebab. Llama la atención el parecido de la llama y del rulo en la llama. ¿Me se entiende?

Humor gráfico en la cocina: kebab

4. Tragarse el chicle. Bueno, éste…; gastronómico, gastronómico no es que sea, pero venga, aceptamos barco.

Humor gráfico en la cocina: tragarse el chicle

5. It’s not such a bad death… Hay que echarle muchos huevos para estar a punto de morir y disfrutar del momento.

Humor gráfico en la cocina: It's not sucha a bad death

6. El chiste del brócoli, la nuez y el hongo. Pobre hongo.

Humor gráfico en la cocina: el chiste del brócoli, la nuez y el hongo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.