Alimentos y recetas de temporada: el otoño

El otoño significa, para muchos, el comienzo de un nuevo ciclo. Después de los rigores del calor veraniego, la llegada de las lluvias, de la humedad, y del frío, provocan un renacer en la naturaleza del que los seres humanos parecemos participar por cuestiones biológicas y culturales.

El otoño significa la vuelta a las comidas calientes: la gastronomía del puchero o los platos de cuchara.

Después de varios meses a base de sopas frías, de ensaladas, de helados, de gazpachos, de granizadas, de té helado, etc.; en otoño volvemos a permitirnos cerrar las puertas y ventanas de nuestras cocinas, y disfrutar del ambiente reconfortante que se crea en medio del paisaje de cazuelas humeantes, hornos, y fogones encendidos.

Frutas y verduras de temporada en otoño

El otoño es la estación de las calabazas, que utilizamos en multitud de recetas, y también como material para los famosos faroles de Halloween; pero también es la estación de las setas, de las alcachofas, de los puerros, de las judías verdes, de las espinacas, de las berenjenas, del cardo, del apio, de las acelgas, de las patatas, de los pimientos rojos y verdes, de las zanahorias, etc. Por su parte, las frutas de temporada propias del otoño son las granadas, los aguacates, las chirimoyas, los kiwis, los membrillos, las nueces, las castañas, las naranjas, las mandarinas, los pomelos, las uvas, las peras, etc.

Las castañas, uno de los frutos emblemáticos del otoño

Recetas de caza

Con el otoño se abre también la veda en los campos, y la caza llena nuestros platos de carnes como la de venado, de jabalí, de perdiz, de liebre, de becada, de faisán, de conejo, etc. Recetas con carne de caza típicas en otoño son el conejo en salmorejo, el solomillo de ciervo con salsa de setas, la perdiz escabechada, el faisán con guindas al licor, etc.

Dulces y postres típicos del otoño

Por último, con el encendido de los hornos, en otoño vuelve a resultar apetecible colgarse el mandil para elaborar postres y dulces típicos, caprichos para lucrarse a través del gusto que funcionan, a su vez, como complementos alimenticios que nos aportan el azúcar que necesitamos para empezar a combatir los primeros fríos. Dulces típicos del otoño son los panellets, los buñuelos de calabaza, los huesos de santo, el dulce de membrillo, las tartas de castañas, los casorios, las torrijas (aunque éstas hay quienes sólo las comen en Semana Santa), etc. ¿Que qué son los casorios? Mañana mismo os hablaré de esta rica merienda.

Foto: Anee.Baba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.