Receta: Estofado de Pavo con Patatas

Es curioso que bajo un mismo nombre como el de estofado de pavo con patatas puedan caber tantas interpretaciones. En sólo uno de los millones de ejemplos que dan testimonio de la riqueza de la cocina como expresión cultural, y manifestación de la persona misma que cocina, con sus emociones y sus capacidades técnicas.

Lo digo porque para hacer un guiso de carne de pavo, podemos elegir entre muchos tipos de verduras para la base, muchas formas de hacer el sofrito, muchos tipos de caldo, diferentes cortes de carne de pavo, y hasta distintas formas de hacer las patatas.

Esto, sumado al toque personal y genuino que cada uno sabemos darle a los platos que cocinamos, haría de cada estofado de pavo con patatas una comida única. Y así con casi cada cosa que hacemos.

Para poder hablar de estofado, eso sí, tenemos que someter a la carne a un cocinado muy lento y tapado, parcialmente sumergida en la salsa que elijamos, que permita que la carne se tome de sabores y jugos, y quede lo más tierna posible. Aunque se puede, entenderéis que tiene algo de contradicción hacer el estofado de pavo en olla rápida. Lo que se consigue de esta forma es guardar más celosamente los jugos y los aromas.

Con estas premisas, a continuación os explico mi interpretación del concepto de pavo estofado con patatas fritas, el cual os recomiendo que hagáis el día antes de comer a ser posible. ¡Rico, rico!

Estofado de Pavo con Patatas Fritas

Estofado de Pavo con Patatas

Una salsa muy sabrosa para una carne de solomillo de pavo estofada, acompañada con dados de patatas fritas. ¡Espectáculo en tu cocina!

Ingredientes:

  • 2 solomillos de pavo
  • 1/2 cebolla
  • 3 zanahorias
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cucharada de concentrado de tomate
  • 1 chorro de Brandy o Pedro Ximénez
  • 600 ml. de caldo de verduras
  • 1 cucharada rasa de Maizena
  • 1 cucharadita de perejil picado
  • 1/ cucharadita de orégano
  •  pizca de jengibre molido
  • 2 cucharadita de pimentón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración:

  1. Empezamos picando la cebolla, la zanahoria y el pimiento en dados pequeños. En una cacerola, lo sofreímos todo durante 10 minutos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y sal. Echamos entonces el tomate concentrado y removemos durante 1 minuto más.
  2. Subimos el fuego y añadimos el chorro de brandy. Removemos y lo volvemos a bajar al minuto, cuando el alcohol se haya evaporado.
  3. Añadimos la maizena y removemos muy bien hasta deshacer los grumos.
  4. Echamos a la cazuela los solomillos de pavo cortados en dados gruesos y salpimentamos, removemos durante un par de minutos, y añadimos el caldo y todas las especias.
  5. Removemos bien antes de tapar y dejar la carne al calor de un fuego muy lento (al borde del burbujeo), que nos permita obtener un verdadero estofado de pavo al cabo de una hora.
  6. Dejar tapado para el día siguiente (recomendable).
  7. Unos minutos antes de servir, calentar el estofado, rectificar de sal y freír las patatas cortadas en dados con aceite de oliva virgen extra. Añadir sal y emplatar.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 85 minutos

Veredicto: ★★★★★

Si ves que la salsa del estofado de pavo te queda demasiado ligera, puedes espesarla aún más colándola en un cazo aparte, y reduciéndola lentamente, o bien añadiendo más Maizena. No obstante, con las cantidades de caldo indicadas, no deberías tener problema con eso.

Estofado de Pavo con Patatas - Receta

Una opción para espesar más la salsa de forma natural sería añadir las patatas chascadas o cascadas a la propia cazuela durante los últimos 20 minutos de cocción lenta, pero donde se pongan unas patatas fritas, que se quiten las cocidas.

A la hora de servir el pavo guisado en salsa con patatas fritas, además, recomiendo colocar las patatas en último lugar, para que mantengan su presencia hasta que el comensal decida mezclarlas con la salsa y llevarse a la boca un poco de cada cosa, pero todo junto, a cada “tenedorada”.

Por cierto, de la manera en la que mis hijos (tres y dos años) se comieron este plato (más reducido en sal, eso sí), podemos afirmar que estamos ante un estofado de pavo para niños con todas las de la ley. ¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.