El mejor aceite de oliva es español

El aceite de oliva español es uno de los productos insignia de la gastronomía española en el extranjero, un reconocimiento que se debe no sólo a la gran producción de aceite que tiene lugar en España, sino sobre todo a su gran calidad. Entre las muchas marcas de aceite existentes, hay una que en 2010 ha destacado de forma especial por el gran número de galardones recibidos. Se trata del aceite de oliva Masía El Altet, un aceite de oliva virgen extra con un índice de acidez del 0,9% que destaca por su excepcional gama de sabores (frutado intenso, amargo suave, picante ligero, dulce, etc.), por su aroma frutado y herbáceo, y por su color verde pistacho.

Sólo a lo largo de 2010, el aceite de oliva Masía El Altet ha obtenido más de una veintena de premios internacionales, entre los que destacan el Prestige Gold en “Terra Olivo” (Israel), la Estrella de oro del “The Great Taste Award” (Reino Unido), el “Olive d’Or de SIAL” (Canadá), el “Oil China” (Shangai, china), o las Tres Estrellas de Oro en el “International Quality Awards” (equivalente a las Estrellas Michelón de los productos gastronómicos). Por ello, no sería exagerado referirse al aceite de oliva Masía El Altet como “el mejor aceite del mundo”.

El secreto del aceite Masía El Altet se encuentra en el proceso mismo de cultivo del olivo y de obtención de la aceituna, totalmente natural y muy cercano al concepto tradicional, y en la elección del periodo de recogida durante el “pre envero”, una fase ideal para la conservación de las propiedades gustativas de la aceituna. La extracción del aceite también tiene lugar de forma natural, almacenándose posteriormente en depósitos protegidos de la luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.