15 Recetas de Comida para Congelar

15 Recetas de Comida para Congelar
4.5 (90.53%) 19 votos

No todas las recetas de cocina son comidas para congelar, pero guardar comida en el congelador nos permite comer bien dedicando un tiempo razonable a cocinar.

Congelar la comida, por tanto, es uno de los recursos fundamentales que nos permiten administrar nuestro escaso tiempo libre a quienes apreciamos la comida casera, pero tenemos un máximo de 20 ó 30 minutos al día para preparar la comida. Todos necesitamos conocer muchas recetas de comida para congelar para afrontar el semana a semana de los menús familiares.

Si no quieres pasarte las semanas comiendo precocinados industriales, y al mismo tiempo eres de los que no se resignan a comer cualquier cosa, tienes la opción de sacar el máximo partido a lo que cocinas haciendo siempre raciones de más, y congelando la comida sobrante. Es posible que cada semana estés haciendo muchas comidas que se pueden congelar, pero no te estés aprovechando aún de esta posibilidad.

Pero para eso, primero tienes que contar con un buen listado de recetas para congelar (o comidas para freezar, como muchos decís), y saber cómo se pueden congelar los distintos alimentos.

Una regla básica para saber si se puede congelar comida, sea la que sea, es saber si ésta ha pasado ya por un proceso de congelación y descongelado previo, algo que puede suceder con muchos de los pescados que se compran como “frescos” en algunas pescaderías. Ten en cuenta que no se pueden congelar nunca los alimentos que hayan sido congelados antes.

Por las mismas, hay algunos alimentos que ven alterada su textura y su presencia de tal forma después de ser congelados, que estarían dentro del grupo de comidas para congelar prohibidas. Nos referimos a la patata cocinada en general, al arroz, a la pasta, a determinados pescados una vez cocinados, etc.

Comidas para Congelar: los Básicos

Hace poco escuché al mismísimo Ferran Adrià decir que para dominar la cocina, ya sea a nivel profesional o doméstico, es básico aprovechar el tiempo que dedicamos a cocinar congelando todo lo que sobra cuando hacemos un sofrito, una salsa, un guiso, etc.

Por eso, hay una serie de básicos que puedes hacer en una hora, y que si los guardas congelados para utilizarlos cuando sea necesario, te pueden permitir ahorrar muchísimo tiempo cuando cocinas.

Comidas para congelar

Todas éstas son recetas de cocina para congelar de las consideradas como básicas de cocina, de las que se usan a su vez para elaborar con ellos otras recetas, otros muchos platos. Me vas a entender cuando las leas:

Congelar Cubitos de sofrito de Cebolla y Pimientos

Sólo por evitar el olor a cebolla y ajo en la ropa cada vez que cocinamos, merece la pena guardar cubitos de sofrito como éstos. Y es que muchas veces el grueso de la dedicación de cualquier elaboración casera se lo lleva el preparado de la base, del sofrito. Pues bien, esto no es propiamente dicho una comida para congelar, pero te va a permitir elaborar un montón de comidas caseras de forma rápida y cómida.

Y de la misma forma que nos planteamos congelar sofritos de cebolla o de pimientos, podemos abrir el abanico a otro tipo de ingredientes como el puerro, el ajo, el tomate, etc. Bueno, del tomate hablamos ahora…

→ Ver la Receta

Congelar Salsa de Tomate




La salsa de tomate triturado y los sofritos de tomate, son básicos que no pueden faltar en el congelador de un buen cocinilla. Hay mil formas de hacerlos, y mil aderezos con los que darles personalidad. Y sí, aunque estés acostumbrado a abrir el bote de tomate frito del súper, será mucho más saludable si te acostumbras a congelar salsa de tomate casera ya sea en grandes cantidades, o en cubitos como los de antes.

→ Ver la Receta

Congelar Bechamel Casera

Infinitamente mejor que comprar la bechamel precocinada con conservadores, es hacer bechamel casera de más cuando toca hacerla, dejarla bien fina y congelarla. Por si tienes duda, ten claro que congelar bechamel es algo totalmente lícito que da muy buenos resultados.

Lo único que hay que tener en cuenta es que, una vez descongelada la bechamel, debemos homogeneizarla calentándola en un cazo y batiéndola con unas varillas hasta que presente una textura uniforme. Pero claro que se puede congelar la bechamel.

→ Ver la Receta

Congelar Fumet

El fumet es como un caldo de pescado y/o marisco, que también solemos usar en decenas de recetas. Puedes aprovechar las cabezas y pieles de los mariscos y de algunos pescados cada vez que los hago para elaborar y congelar fumet o caldo de pescado.

Al igual que los cubitos de sofrito, tener fumet congelado en el congelador te permite abordar muchas recetas como por ejemplo arroces, de forma rápida y cómoda.

→ Ver la Receta

Congelar Masa de galletas

Una vez hecha la masa de galletas y convertida en un rulo grueso, antes de hacer los cortes se recomienda envolverla en papel film y meterla unos minutos en el congelador para facilitar luego el trabajo con ella. Pues bien, seguramente de un repostero casero olvidadizo surgió algún día el invento, al darse cuenta éste de que la masa de galletas congelada conserva sus propiedades pasados algunos días, semanas o meses (siempre usando bolsas de congelación adecuadas).

Por supuesto, la masa se congela antes de hornear las galletas. Lo digo por si acaso, que siempre hay alguno que…

→ Ver la Receta

Recetas de Comidas para Congelar: Cremas y Caldos




Casi todas las cremas y sopas, siempre que no lleven patatas, se prestan perfectamente a ser congeladas, y lo bueno es que las podremos utilizar tanto para primeros platos, como para hacer salsas de otras recetas.

Aquí os dejo algunos ejemplos de comidas para congelar especiales para primeros platos, que deben estar bien presentes en nuestros freezers durante los meses de invierno:

Congelar Caldo de Pollo

Tener caldo de pollo en invierno, significa tener un primer plato asegurado: una sopa de pasta, una sopa de arroz, etc. Es un seguro de vida.

En este caso hablo del caldo de pollo, pero cualquier otro tipo de caldo se presta para ser congelado en su correspondiente recipiente (apto para congelar; por cierto, yo siempre recomiendo usar recipientes de cristal para congelar).

Claro, que si un buen día abrimos nuestro congelador en busca de comidas caseras congeladas y no encontramos nada parecido a un caldo para hacer una sopa, siempre podemos confiar en nuestros amigos de Aneto Natural.

→ Ver la Receta

Congelar Crema de Champiñones

Esta crema está tan rica, que poder guardar varias raciones para el futuro es toda una bendición.

Al igual que sucede con la bechamel y cualquier comida cremosa, congelar crema de champiñones implica trabajar el líquido una vez descongelado a base de varillas y a fuego progresivo de lento a fuerte. Si vas a darte a lo de congelar comidas caseras porque tu ritmo de vida te obliga, son pequeños trucos que irás asimilando poco a poco.

→ Ver la Receta

Congelar Sopa Fría de Tomate y Sandía

En verano, los primeros platos se pueden improvisar con más facilidad a base de ensaladas de mil tipos, pero también hay cremas o sopas de verano que se pueden congelar como ésta, y nos pueden sacar de un apuro.

La verdad es que hacer sopas frías suele ser bastante rápido, pero a veces no tenemos tiempo ni para lo más sencillo; por eso, hasta algo tan sencillo como una sopa de tomate fría o un gazpacho puede ser concebido como comida para congelar.

→ Ver la Receta

Congelar Salmorejo

De igual manera, el salmorejo se puede congelar también, aunque al llevar pan nos obliga a darle una batida una vez descongelado, con el fin de evitar los pequeños grupos.

Esta receta tiene un doble valor si la guardamos congelada, al servirnos tanto como crema, como de salsa para enriquecer algunos guisos.

→ Ver la Receta

Congelar Crema de Espárragos Trigueros

Al no llevar patata, esta exquisita crema de temporada se puede congelar sin ningún tipo de “pero”. Es más, siempre que la hagamos debemos aprovechar el tiempo empleado haciendo el doble de cantidad (se tarda lo mismo), para así recuperar ese tiempo en el corto o medio plazo.

Es el principio fundamental de las recetas de comida para congelar de quienes llevan el peso de los menús de la familia en casa.

→ Ver la Receta

Recetas de Comidas para Congelar: Segundos Platos, Cenas y Entrantes

Éstas son, sin duda, las recetas de cocina para congelar más valiosas del listado. Se trata de recetas que, una vez congeladas, pueden convertir tu congelador en un verdadero tesoro pirata, en la envidia de los vecinos.

Si un día entran a robar en mi casa, lo primero que haría no sería comprobar si la caja de caudales está llena de lingotes de oro como debe ser, sino asegurarme de que mis comidas para congelar están todas intactas.

Congelar Pollo con Bechamel o Pollo a la Villaroy

Tenía mis dudas, pero una vez me vi obligado a congelar filetes de pollo con bechamel que me sobraron una vez empanados (pero antes de freírlos), y cuando los hice al cabo de unos días, quedaron estupendos.

Si hiciéramos lo mismo con filetes de pollo empanados sin bechamel (los típicos filetes de excursión), también tendría sentido. Lo único que tenemos que tener en cuenta es que el pollo no haya estado congelado antes, pero siempre los congelaremos empanados y protegidos entre sí con tiras de papel de aluminio para evitar que se peguen.

→ Ver la Receta

Congelar Lasaña de Pollo y Verduras

Como la anterior, la lasaña se congela antes de ser horneada, con su queso por encima y todo. Ya sé que antes dije que la pasta no se debía congelar, pero la lasaña no es el plato de pasta típico. Las láminas de lasaña, aunque pueden ver alterada en cierto modo sus propiedades y transmitirnos una sensación en boca algo diferente, al estar bien arropadas por el resto de ingredientes no echan el plato por tierra ni mucho menos.

Yo lo he hecho una y mil veces, y doy fe de que se puede congelar la lasaña, siempre sin gratinar y mejor en moldes para horno (de cristal y de aluminio).

→ Ver la Receta

Congelar Croquetas de Fideos con Queso Torta

Os cito estas croquetas en concreto porque las congelé hace no mucho, y el resultado fue bueno, pero antes de freírlas, casi cualquier tipo de croquetas se pueden congelar. Lo importante es que no lleven patata.

Sí, las croquetas congeladas son otro de los segundos platos o cenas más socorridas de las mesas españolas, pero como te habrá dicho tu madre ya, evita siempre echar las croquetas semi congeladas a la freidora (sobre todo cuando son especialmente gruesas, como éstas), y asegúrate de que están bien descongeladas antes de freírlas.

→ Ver la Receta

Congelar Filetes Rusos

Como venimos diciendo, este tipo de comidas se pueden congelar una vez que les hayamos dado forma, pero antes de ser cocinados, ya los vayamos a hacer luego fritos, o a la plancha.

Para congelar filetes rusos, yo lo que hago es apilarlos en un tupper de cristal, poniendo entre unos y otros un trozo de papel vegetal (de los del horno), para evitar que se peguen entre sí.

→ Ver la Receta

Congelar Pollo con Salsa de Pimientos

Los guisos para congelar son una bendición. Este pollo con salsa lo podéis guardar en el frigorífico en un tupperware durante unos 4 días, pero si lo preferís, y siempre y cuando lo hayáis hecho con pollo que no estuviera congelado previamente, estos jamoncitos de pollo en salsa también se pueden congelar.

→ Ver la Receta

¿Os ha resultado práctico este post?

Si queréis más recetas, podéis echarle un vistazo a la sección de recetas re comidas para congelar de RecetasComidas.com, pero en todo caso, siempre que vayáis a guardar un alimento para congelar, os recomiendo que os informéis antes sobre cómo congelar cada alimento en casa.

Recetas de comida para congelar

Y si importante es saber cómo congelar y tener una buena lista de comidas para congelar, igual de importante es saber cómo descongelar los alimentos y platos cocinados con sumo cuidado.

Excepto los cubitos de salsas y sofritos, con los que podéis permitiros alguna licencia, para el resto de las recetas que os he recomendado en este artículo os recomiendo descongelar la comida siempre lentamente, y sin exponerla directamente a una fuente de calor. Lo ideal es sacar los congelados 24 horas antes y meterlos en la parte superior del frigorífico en verano, o dejarlos en el exterior en invierno.

Si te han gustado todas estas recetas, también te deberían gustar todas estas ideas de recetas de cenas fáciles:

15 recetas de cenas fáciles

Foto: Startcookingkathy I Kathleen Franklin

13 comentarios en “15 Recetas de Comida para Congelar

  • 13 octubre, 2013 a las 10:26

    ¿Qué problema hay con que lleven patata? Porque bien que se congelan las patatas.

    Respuesta
    • 14 octubre, 2013 a las 9:20

      Hola JuanCa, si bien se pueden congelar para ser conservadas, las patatas pierden textura una vez descongeladas. Lo que les pasa es que se endurecen o, en el caso de los purés, se forman grumos. Un saludo.

      Respuesta
      • 17 marzo, 2014 a las 0:25

        yo opino igual, cualquier potaje cuando lleva papa, al descongelar la textura de la papa, es malísima, (para mi criterio)… sin embargo, pensando yo, que venden papas rellenas, digamos, papas hechas a base de puré de papas y no quedan tan mal… o quizá sea algún tipo de preparado ,…

        Respuesta
  • 11 febrero, 2015 a las 23:36

    Hola Ricardo! Si quiero congelar porciones de pollo en trocitos, listo para arreglar con alguna salsa, lo congelo crudo o cocido? Saludos desde Costa Rica!

    Respuesta
    • 12 febrero, 2015 a las 10:18

      Hola, Paula. Puedes congelar el pollo tanto crudo, como cocido, pero hay algunos detalles que debes tener en cuenta:
      1. Si lo congelas crudo, el pollo tiene que estar fresco y no haber estado congelado previamente.
      2. Si lo congelas cocido, espera a que esté frío por completo para meterlo en el congelador.
      3. En ambos casos, mejor si congelas el pollo en una bolsa de congelación, y mejor aún si puedes prepararlo al vacío con una envasadora doméstica.

      Un saludo.

      Respuesta
  • 28 marzo, 2015 a las 21:37

    Me ha gustado mucho este post, sobre todo porque estoy empezando a cocinar, diariamente para 6 personas, la idea de hacer sofritos y congelarlos, me gusta mucho, ahora mismo estoy en el proceso de congelar el jugo de limón…. y probar…. a ver como salen las comidas.
    Muchas gracias por compartir sus experiencias.

    Respuesta
    • 6 abril, 2015 a las 9:00

      ¡Fantástico, Rosa! Nos alegramos mucho. Ésa era la idea 😉

      Respuesta
  • 30 septiembre, 2015 a las 14:30

    Buenos dias. Lo felicito por su idea. Solo quería que me dijeras si es recomendable congelar una serenata de bacalao. Y por cuanto tiempo si es posible. Gracias

    Respuesta
  • 5 abril, 2017 a las 15:41

    ¡Wow! Compartimos vuestro artículo en nuestras redes sociales.

    Respuesta
    • 9 abril, 2017 a las 11:00

      Muchas gracias 😉

      Respuesta
  • 4 junio, 2017 a las 15:47

    Alguien ha probado a congelar la bechamel?, queda malísima. Creo que ponéis las recetas sin probarlas.

    Respuesta
    • 5 junio, 2017 a las 17:15

      Hola, Laura. Creo que te ha sobrado la última frase, pero aún así, te voy a responder: la bechamel, una vez descongelada, requiere de un proceso posterior (creo que es obvio) de homogeneización que consiste en echarla en el cazo y removerla a fuego lento hasta que recupera su textura cremosa y sin grumos, y que en todo caso, no afecta a su sabor.

      Dicho esto, vaya por delante que todo lo que cito en este caso te puede gustar, o no, pero está corroborado por la previa experiencia no de una, sino de muchas veces.

      Saludos.

      Respuesta
  • 12 octubre, 2017 a las 14:52

    Hola, yo he intentado congelar la bechamel y cuando la descongelas esta como harinosa, el gusto es muy malo, así que no se como ponéis que se puede congelar.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.