Comer tierra puede matar

Siendo niños, todos hemos comido tierra alguna vez, un daño colateral de la inocencia que se cura con los años. Pero hay un chef que cocina con tierra y que sería capaz, intuyo, de elaborar sus platos con cualquier cosa, incluso de poner en práctica todos y cada uno los perversos consejos del recetario de cocina para sementales Natural Harvest.

Si estáis viendo TopChef 2014, sabéis perfectamente de quien estoy hablando. Carlos Medina se autodefine como un chef de “cocina extrema”, y no se equivoca. Sin duda, entre todos los concursantes de la presente edición de TopChef, Carlos -también conocido como QuimiCefa o como “niño probeta” entre sus compañeros- es un obseso de la extravagancia que desvirtúa el concepto de cocina moderna situándose en ocasiones demasiado al borde de la seguridad alimentaria.

niño comiendo tierra
Carlos Medina dando sus primeros pasos en cocina alternativa.

En sólo dos emisiones, Carlos Medina ha dejado buena muestra de su firme creencia en la religión del “antes muerto que sencillo” aplicada al mundo de la cocina y llevada a la práctica de forma literal, pero entre todas sus ocurrencias, la “emulsión de tierra con aceite de oliva” ha conseguido herir la sensibilidad de la audiencia de forma especial, provocando un terremoto de opiniones en las redes sociales.

¿Qué consecuencias puede acarrear comer tierra?

Comer tierra es un juego de niños cuando se es niño, y una macabra imprudencia cuando se es chef de cocina y se hace de forma intencionada con el fin último de deleitar a tus comensales, primer objetivo que se presupone en todo chef, más allá del hecho de alimentar su propio ego.

Entre otras cosas, según Raquel Acosta, doctora en Veterinaria por la Universidad de Extremadura, comer tierra puede provocar carbunco, enfermedad producida por la bacteria bacillus anthracis, y también conocida como “antrax” cuando el contagio es por inhalación de esporas y que casi en el 100% de los casos resulta mortal. No obstante, estas esporas “tienden a acumularse en terrenos sin cultivar y sólo cuando se dan unas condiciones de humedad, temperatura y pH concretos”.

Es poco probable (no en vano, los casos de carbunco en España son muy escasos), pero es posible. Tanto, como para no frivolizar con la idea de invitar a la audiencia a abrir la veda de la gastronomía del “todo vale” comiendo tierra; algo que, sin llegar al extremo del carbunco, puede ser el origen de muchas otras infecciones y complicaciones digestivas.

Personalmente, admiro a las mentes creativas que saben ir más allá de lo común, en cocina y en cualquier tipo de manifestación, pero tengo establecido un veto infranqueable a todo lo que me genera la más mínima sospecha de sobrepasar los límites de lo salubre, y cocinar con tierra al estilo de Carlos Medina es algo que, especialito que es uno, me provocó cierto tufo de desconfianza que, por ende, desató mi curiosidad y me llevó a tirar del hilo.

Viendo las conclusiones, aprovecho para romper una lanza por todos los que cocinan con los pies en la tierra, y no con las manos manchadas de ella, independientemente de su estilo.

Fotos y vídeo: Antena 3 Ι Jurgen Schiller

3 comentarios en “Comer tierra puede matar

  • 22 Septiembre, 2014 a las 15:18

    yO lo siento, no me meto con la que se supone que es la nueva cocina,yo soy un cocinillas, pero hay cosa que NO y punto, no todo tiene cabida en cocina, lo siento, es verdad que depende del continente o el pais hay alimentos que estan aceptados como normales y en otros no, (insectos, casqueria o raices etc)pero me da que se quedo sin recursos y lo primero que se le vino en mente fue la tierra, ES UN MUY FRIKI. Da mucho juego como concursante, pero el egocentrismo que tiene no puede ser bueno.

    Respuesta
  • 23 Septiembre, 2014 a las 10:36

    Estoy totalmente de acuerdo contigo NEVO, creo que no hay mucho más que añadir.

    Respuesta
  • 23 Septiembre, 2014 a las 10:41

    Flaco favor le hace este tipejo a la cocina, y más a la cocina de vanguardia.
    Es una pena, pues todos los programas de la TV terminan buscando personajes como este para que se hable de ellos, no importa la calidad del programa… Aunque la culpa también es de quien los ve, pues si no lo viera nadie, no se haría programas en el que priman las frikadas a lo bueno.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.