Cómo se hacen los Muffins de Chocolate

Los muffins de chocolate, o magdalenas americanas con pepitas de chocolate y sabor a vainilla, son una de las más deliciosas interpretaciones del concepto de magdalena golosa. No es una magdalena de desayuno para todos los días, aunque tampoco van más cargados de nada que la mayoría de cereales del mercado.

Para demostrarme a mí mismo lo fácil que es hacer muffins de chocolate, hace poco coloqué a mis hijos de 5 y 3 años y a una vecinita también de 5 sus correspondientes gorros de cocineros, y los metí en la cocina durante poco más de 45 minutos, al cabo de los cuales ya estaba oliendo la casa entera a magdalenas caseras.

Por lo tanto, si lo que estabas buscando era una receta de muffins fáciles y rápidos, puede que ésta no sea ni más ni menos que otras, pero al menos puedes contar con mi certificado de receta de muffins para niños y para adultos con la misma aptitud que una esponja para la cocina.

Recuerdo haber comido mi primer muffin americano auténtico, de esos que se venden en caravanas convertidas en puestos de comida ambulante, y haber alucinado en colores. Un ángel se puso en mi hombro derecho y me dijo que no diera ni un bocado más, pero un diablillo hizo más presión desde el derecho y me acabé comiendo hasta el papel (es broma).

Como siempre, más que dar con la receta original de los muffins americanos, mi objetivo a partir de ese momento fue encontrar una receta casera que me permitiera reproducir aquel sabor, o algo muy cercano.

Receta: Muffins Americanos con Pepitas de Chocolate

Cómo hacer Muffins de Chocolate

La merienda casera para niños y no tan niños ideal. ¡Huelen que alimentan!

Ingredientes para unos 16 Muffins de Chocolate:

No es lo mismo usar un palo de vainilla, que esencia de vainilla, que extracto de vainilla pura, y si queremos que tengan el sabor potente a de los muffins de vainilla con pepitas de chocolate, tenemos que cuidar los detalles. Yo recomiendo usar un extracto de vainilla como éste (que es el que yo tengo), o parecido:

Comprar Extracto de Vainilla

El resto de ingredientes para hacer muffins con pepitas de chocolate, son absolutamente convencionales.

  • 3 huevos M
  • 200 gr. de azúcar
  • 175 gr. de nata 35% mg.
  • 210 gr. de harina repostera
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 15 gr. de Levadura Royal (impulsor o levadura química)
  • 1 pellizco de sal
  • 120 gr. de pepitas de chocolate negro

Cómo hacer Muffins de Chocolate:

Mezclar y repartir es, en esencia, el procedimiento para hacer la crema de los muffins de vainilla con pepitas de chocolate, pero con cierto criterio. O sea:

  1. Encendemos el horno a 250ºC con calor arriba y abajo.
  2. En un bol grandecito, batimos los huevos con el azúcar. Si lo hacemos con unas varillas eléctricas, tardaremos menos.
  3. Cuando el azúcar esté totalmente diluida, añadimos la nata y el extracto de vainilla. Seguimos batiendo hasta integrar todo.
  4. Es el momento de echar la harina (mejor si la tamizamos) junto con el impulsor químico, y un pellizco de sal. Seguimos trabajando con la varilla hasta integrar los ingredientes secos con los húmedos. Echamos la mitad de las pepitas en la masa.
  5. Echamos la mezcla en los moldes de silicona (colocados, a su vez, sobre una bandeja o rejilla de horno), llenándolos aproximadamente por la mitad (nos podemos ayudar de una manga si nos resulta más fácil).
  6. Repartimos un puñadito de pepitas de chocolate negro sobre cada molde de muffins de chocolate.
  7. Introducimos la bandeja en la parte media alta del horno a 250ºC, y al cerrar la puerta, bajamos a 210ºC. Al cabo de 13 minutos, apagamos el horno, abrimos la puerta ligeramente, y esperamos unos 5 minutos más antes de sacar los muffins del chocolate del horno.

Muffins de Chocolate y Vainilla Americanos

Si en vez de extracto de vainilla queremos usar un palo de vainilla convencional, seguramente conseguiremos mucha menos intensidad de sabor y aroma de vainilla en nuestros muffins de chocolate, algo esencial (en mi opinión) para lograr un resultado auténtico. Pero en ese caso, lo haríamos así: calentaríamos la nata en un cazo, y al empezar a hervir, la apartaríamos del fuego; echaríamos la vaina de vainilla abierta, y la dejaríamos infusionar unos 10 minutos, hasta que templase por completo la nata.

Cómo hacer Muffins Americanos con Pepitas de Chocolate

Sobre los moldes para muffins, yo los horneo en moldes de silicona porque no se abren como los de papel, y me gusta mucho más el resultado. Luego, eso sí, los saco y los coloco sobre la moldes de papel para magdalenas típicos.

Moldes de silicona para Muffins o Magdalenas

En todo caso, es muy importante no pasarse al llenar los moldes (un poco de la mitad es suficiente), o de lo contrario, se abrirán y nuestros muffins de chocolate americanos no crecerán hacia arriba.

Por último, me gustaría hacer otro inciso con el tema de las pepitas de chocolate. Al no ser del todo evidente encontrarlas en los supermercados, tienes la opción de cortar tú mismo una tableta de chocolate negro; pero debes tener en cuenta que en ese caso el chocolate se resquebrajará, y te costará obtener auténticas pepitas. Si optas por esa vía a la hora de hacer tus muffins de chocolate, reserva las pepitas con forma de pepitas para ponerlas sobre las magdalenas, y el resto añádelo a la crema.

Pepitas de chocolate para Muffins

También podemos usar pepitas de chocolate blanco o de chocolate con leche, o un mix de todas ellas, claro.

2 comentarios en “Cómo se hacen los Muffins de Chocolate

  • 25 junio, 2019 a las 3:46

    Estoy en el norte de México, y no se que es nata 35% mg. :/ me podrías explicar por favor? Gracias

    Respuesta
    • 25 junio, 2019 a las 10:46

      Hola. La nata es la parte grasa de la leche. Creo en México lo llamáis “crema de leche” (el 35% hace referencia al porcentaje de grasa).

      Un saludo y gracias de antemano.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.