Cómo se Hace una Piña Colada

Hace unos días, estando en casa de mi amigo Lorenzo, éste nos sacó una jarra de piña colada casera recién hecha.

Era una tarde de calor, nuestras gargantas pedían hidratación, y una piña colada, por el alcohol y por el azúcar sobre todo, podría no dibujarse en la retina de nuestro instinto como la primera de las opciones, pero eso es hasta que se prueba.

La piña colada desapareció al poco tiempo, dejándonos ese delicioso recuerdo de matices en el paladar, y con ganas de más. No hubo más, para nuestro bien (luego había que coger el coche), pero la mayoría nos fuimos de casa de Lorenzo con las ganas de saber cómo hacer piña colada.

No hace falta tener un paladar exquisito ni ser un genio de los cócteles para saber que aparte de la piña, necesitaremos leche de coco y azúcar como ingredientes para hacer piña colada.

Pero, ¿sólo eso? Un whatsapp a Lorenzo, un par de consultas a recetas de fiar, un par de pruebas, y en cuestión de días ya tenía lista mi receta de piña colada.

Cómo se hace una piña colada

Y es que, por supuesto, no existe una sola forma de hacer piña colada, aunque sabiendo los ingredientes básicos, todo es cuestión de afinar las medidas y de darle un toque personal.

Receta de la Piña Colada

En algunos casos he visto que se aludía al uso de piña natural como detalle de calidad (el propio Lorenzo me lo dejó claro cuando le pregunté por su receta), pero yo he probado a hacer piña colada con piña en conservas y, aparte de quedar perfectamente a la altura de las que he hecho con piña natural, nos ahorra mucho tiempo (esto no es baladí cuando se trata de dar de beber a los amigos).

Así es que podemos hablar sin tapujos de una receta de piña colada fácil y rápida, además de deliciosa.

Piña Colada: Ingredientes para 6

Son los que ya conoces en la medida que a mí más me convence, y con un toque de canela muy sutil que no desagradará a los detractores de la canela (puede que ni siquiera la detecten).

  • 1 lata de piña en conserva escurrida (8 rodajas)
  • 330 ml. de leche de coco
  • 75 ml. de ron blanco
  • 120 gr. de azúcar
  • 1 puntita de cuchillo de canela
  • 400 gr. de hielo

Cómo se hace la Piña Colada

Teniendo listos todos los ingredientes, lo único que necesitas es bien una batidora de vaso capaz de picar hielo, o bien una Thermomix o robot de cocina a la altura.

Cómo se hace una piña colada

Porque lo del hielo es insalvable. La piña colada es uno de esos cócteles de verano que hay que servir más que frío, granizado.

Así es que todo se reduce a:

  1. A mí me gusta diluir primero el azúcar y la canela en el ron y la leche de coco. Puedes hacerlo en un vaso aparte removiendo con una cucharilla.
  2. Hecho esto, ponemos las rodajas de piña en el vaso de la batidora y lo licuamos hasta que no haya fibras. Luego, añadimos el hielo y picamos hasta granizar.
  3. Ya sólo nos queda añadir el vaso con los líquidos, y mezclar.

Por descontado recalcaré que la piña colada hay que servirla súper fría, y por tanto, hay que hacerla cuando se vaya a consumir. No se puede debe guardar para luego.

Siempre es un detalle decorar los vasos en los que se vaya a servir la piña colada de alguna manera, con una mezcla de coco rallado y azúcar en los bordes, o con unos pinchos de piña, trozos de coco fresco, u otras frutas de verano.

Cómo hacer Piña Colada Sin Alcohol

Si hay niños de por medio, o alguien que no quiera ver el alcohol ni en el botiquín, no es cuestión de dejarlos al margen del festín, así es que tendremos que prevenir y reunir los mismos ingredientes, menos el ron blanco, para hacer piña colada sin alcohol.

El ron lo sustituiremos por la misma cantidad del zumo de piña que queda en la lata, pero el resto no cambia. En todo caso, podemos moderar también la cantidad de azúcar. Al gusto.

¡Cuidado con no confundir la jarra de piña colada con la de piña colada sin alcohol, por favor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.