13 Utensilios de Cocina Imprescindibles

Si te acabas de emancipar, si estás a punto de mudarte a un piso de estudiantes y los tuppers de tu madre no te van a dar para toda la semana, o si nunca habías cocinado y al fin has decidido tomar el camino de la alimentación casera y saludable, lo primero que necesitas es equipar tu cocina con los utensilios de cocina básicos e imprescindibles.

Igual que cuando vamos a una casa de alquiler o de camping, y nos las apañamos con la navaja suiza y lo que encontramos por aquí y por acá, cuando empezamos a equipar una casa solemos tirar con los utensilios de cocina imprescindibles, los más elementales, a veces incluso muy por debajo de lo aconsejable.

Pero con el tiempo, en función de las carencias que vamos detectando en nuestra actividad diaria, y también dependiendo de la pasión que vayamos volcando en el hecho de cocinar (es algo que engancha tarde o temprano al 99%), acabamos por recibir como regalo o por comprar utensilios de cocina nosotros mismos, hasta conformar un espacio de trabajo versátil, preparado para cualquier cosa.

Pues bien, si te encuentras en alguno de los casos que mencionábamos al comienzo, con el siguiente listado vamos a intentar evitarte el proceso de pensar qué utensilios de cocina comprar, o de dejar que el paso del tiempo te vaya creando la lista. Los que siguen son, en nuestra opinión, los 20 accesorios de menaje que no pueden faltar en una cocina.

Utensilios de cocina imprescindibles

1. Un juego de sartenes

Compuesto por al menos dos sartenes antiadherentes de calidad, a ser posible sin recubrimientos tóxicos tipo PFOA o PTFE. En esta compra (y en la mayoría), es claramente recomendable invertir en un par de buenas sartenes desde el principio, que acabar comprando mal la primera vez, para enmendarlo en un segundo intento.

2. Un juego de cuchillos

Incluyendo todos los cuchillos básicos: una puntilla (es la que más vas a usar), un cuchillo de cocinero multiusos, un cuchillo de sierra, un cuchillo jamonero, y un cuchillo para queso. Con esto, en principio, tendrías suficiente. Con el tiempo, si te da fuerte por cocinar, tendrás que hacerte con una hacheta y un cuchillo deshuesador. En el kit de cuchillos de cocina básicos, nosotros incluiríamos también un buen afilador de cuchillos, para tenerlos siempre a punto.

3. Unas buenas tijeras de cocina

No, no te va a valer con unas tijeras del chino de la esquina. Si quieres sacar todo el partido a este utensilio imprescindible en tu cocina, tendrás que comprar unas buenas tijeras de cocina de acero inoxidable.

4. Unos cubiertos de cocina de acero

Cuando cocines con ollas y cazuelas de acero, podrás usar el típico tenedor y cuchara largos y grandes, que te permitirán pinchar y remover los alimentos, respectivamente. En el listado de utensilios de cocina básicos, son otros de los que no pueden faltar.

5. Un tenedor y cuchara de palo

Pero cuando uses tus fantásticas sartenes, será pecado mortal usar cualquiera de los dos anteriores. Tendrás que usar un tenedor o una cuchara de palo para no destrozar la superficie de tus sartenes. Si son de olivo, te durarán media vida y gran parte de la otra media.

6. Una lengua de cocina

Como complemento de los anteriores, es vital tener siempre a mano una lengua de cocina como utensilio multiusos: para repostería, para rebañar salsas trituradas, para dar forma a las tortillas de patatas,

7. Un pelador de verduras

Junto con los cuchillos, el pelador es otro de los utensilios de cocina que vas a usar con más asiduidad. Los hay de dos tipos, uno con forma de cuchillo (el tradicional), y otro con forma de cuchilla de afeitar. Lo importante, como siempre, es que corte bien y que sea duradero.

8. Un par de coladores

Un colador pequeño y uno grande, son imprescindibles en un montón de situaciones. El pequeño, para cernir harina, para espolvorear azúcar glas o cacao, etc.; el grande, para colar la pasta o las verduras cocidas, etc.

9. Un rallador multiusos

Nosotros recomendamos el típico rallador multiusos con cuatro caras diferentes para 4 distintos tipos de corte o rallado: para patatas y verduras, para queso, para chocolate, para frutos secos, etc. Es un utensilio de menaje muy usado en el día a día.

10. Un pasapurés

Podría no considerarse un imprescindible, pero si no lo tienes vas a caer en la tentación de comprar el puré de patatas en polvo, y no queremos que tomes esa deriva. Compra un buen pasapurés desde el principio, y no te arrepentirás.

11. Una espumadera

Una espumadera para sacar del aceite o de cualquier líquido de cocción un alimento ya cocinado, es también imprescindible. De hecho, si prescindes de comprar freidora, necesitas tener una espumadera sí o sí a mano en el cubilete o en los colgadores para utensilios de cocina.

12. Un rodillo

Solemos relacionar el rodillo con la repostería, pero consideramos como práctica básica y habitual la de estirar una masa de hojaldre o cualquier otra masa. Además, tener un rodillo de cocina en casa es básico para espantar malhechores, vendedores ambulantes y niños pidiendo caramelos en Halloween 🙂

13. Una tapa de metal

Aunque nuestra batería de cocina incluya sus propias tapas, que a veces podemos usar con nuestras sartenes, es muy importante también tener una de esas tapas de metal con agujeros que nos permiten simplemente proteger nuestra placa de cocina de salpicaduras mientras freímos, cocinamos a la plancha, etc.

Evidentemente, el concepto de utensilio de cocina imprescindible es altamente “estirable” y subjetivo, de forma que aquí cabrían 20 alusiones más sin ningún tipo de problema, pero tampoco queremos agobiar. Si vas a hacer la lista de lo básico, o le vas a pasar la nota a los Reyes Magos, puedes empezar por estos 13 y tendrás las espaldas bien cubiertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.