6 formas de ganar dinero en la feria vendiendo comida

Los que vamos a la feria de nuestra ciudad llegado el momento cada año, nos dedicamos a observar y a dejarnos seducir por todo lo que se nos pone por delante, ya sean atracciones, casetas de música y baile, o puestos de comida, etc.

Como especialistas en comida y cocina, hoy venimos a indagar en todas esas formas de vida en la feria relacionadas con los puestos de comida ambulante. En concreto, vamos a mostrar 5 formas de ganar dinero en la feria vendiendo comida, que no siempre tendrían lugar fuera de ese contexto:

1. Vendedor de algodón de azúcar

Una de las figuras más icónicas que todos tenemos en mente de la feria, es la de los puestos de algodón de azúcar. A todo el mundo le gustan, sobre todo a los niños, y cualquier momento del año sería el idóneo para comprar y comer nubes de algodón de azúcar (ya se venden en muchas tiendas de «chuches), pero el algodón de azúcar es una de esas cosas por las que merece la pena esperar a que llegue la feria. ¡Tal vez en el ambiente festivo de la Feria, algunas cosas sepan mejor!

formas de ganar dinero en la feria vendiendo comida

Si estás decidido a ganarte la vida de feria en feria, lo primero que tienes que considerar será invertir en máquinas algodoneras profesionales y de calidad. No te valen las máquinas domésticas, por supuesto.

2. Vendedor de churros con chocolate

Los churros con chocolate son otro de los clásicos de toda feria que se valga. Ya sea la época que sea, haga frío o calor, unos churros con un chocolate caliente son la merienda perfecta en la feria.

Si se te ha pasado por la cabeza dedicarte a ir de ferie en ferie con tu puesto de churros, en este caso tendrías que invertir fundamentalmente en una churrera a la altura que te permita hacer la máxima cantidad de churros en el menor tiempo, para dar cabida a toda la demanda en los momentos de máxima demanda (suele haber un pico muy pronunciado a la hora de la merienda, entre las 18 y las 19 horas).

Pues bien, las churreras automáticas son el último grito en este segmento, aunque existen modelos más sencillos.

3. Vendedor de manzanas de caramelo

Junto con el algodón de azúcar, las manzanas de caramelo son, seguramente, el estandarte de las comidas de feria que siempre ha tenido y tendrá cabida entre atracciones, casetas, puestos de diversión, tómbolas, etc.

Puesto de manzanas de caramelo en la feria

Por eso, porque es un clásico que nunca muere, y porque las manzanas de caramelo entran por los ojos, montar un puesto ambulante y aprender a hacer estas delicias nos permitiría ganar dinero vendiendo comida en la feria, al mismo tiempo que haríamos felices a muchos miles de niños… ¡y no tan niños!

4. «Food Truck» de hamburguesas y perritos

Si estás dispuesto a hacer una inversión sólida con un riesgo escaso, los «food truck» o autocaravanas y camionetas acondicionados como puestos de hamburguesas y perritos suelen acaparar a grandes masas de gente a la hora de comer y de cenar en todas las ferias y festivales de España. Un concepto muy americano, pero que triunfa en todos lados.

Son súper atractivas, y si aprendes a hacer buenas hamburguesas con un buen producto, te harás un nombre y todo el mundo acudirá a ti. Junto con las hamburguesas y perritos, tendrás que hacer también patatas fritas, pero no te hará falta mucho más para ganarte la vida de feria en feria con tu «burger» ambulante motorizado.

5. Vendedor de altramuces, chufas y cortes de coco

Es curioso, porque hay puestos de comida que uno se encuentra en la feria y que no se encuentra en ningún otro sitio. Hemos hablado ya del algodón de azúcar y de las manzanas de caramelo, que son dos buenos ejemplos, pero el caso de los puestos de altramuces, chufas y cortes de coco es bastante peculiar.

Los altramuces pueden estar en cualquier supermercado de España porque tienen plena vigencia, pero esas chufas y esos cortes de coco hidratados con un sistema de goteo, en esos pequeños puestos de comida en los que también suele haber chuches y bebidas, nos vuelven locos por estar muy arraigados a nuestra cultura. Toma nota si estás pensando en hacerte feriante con un puesto de comida.

6. Un asador de pollos ambulante para ferias

asador de pollos ambulante feria

Por ser una comida de alta aceptación general, fácil de hacer y que entra por los ojos tanto para comer, como para cenar, los asadores de pollo ambulantes son otro de los grandes clásicos de las ferias.

Requiere una inversión algo más alta, pues además del puesto en sí tenemos que acompañar el servicio con un comedor en el que los clientes puedan degustar su pollo asado sentados y relajados, pero es otro de los negocios seguros a la hora de ganarse la vida como hostelero ambulante de feria en feria.


¿Qué idea te parece más interesante? Te dejamos reflexionar, y te invitamos a que nos dejes también tus sugerencias de negocios de venta de comida para ferias.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cocina.es

Nos interesa todo lo que guarda la más mínima relación con el mundo de la cocina, y desde hace años compartimos contigo recetas e información variada sobre eventos gastronómicos, nutrición, noticias de cocina, etc.