Contra las acusaciones infundadas: crema facial de pepino

El trato que los pepinos patrios han recibido en los últimos días, ha levantado las iras del colectivo blogger de España, entre otros muchos. Sólo hay que echarle un vistazo a este artículo publicado en el blog The Spanish Food para hacerse una idea de la repercusión que han tenido eventos como la “Operación #1Kilopepino” lanzada en Twitter.

En Blogcocina, llevamos informando de todo lo acaecido al hilo de la llamada “crisis del pepino” desde el comienzo de la misma. Lo último de lo que hemos tenido conocimiento es de las investigaciones que al parecer se están llevando a cabo en un restaurante de una ciudad del norte de Alemania llamada Lübeck, por el que al parecer habrían pasado 17 de las personas afectadas por el brote de e.Coli. Personalmente, me parece bastante decepcionante que una deducción tan elemental haya requerido tantos días y  sobre todo tantas víctimas. Tan decepcionante como la gratuidad con la que se vertieron las críticas hacia nuestros pepinos, deteriorando la imagen y la confianza en nuestros productos agrícolas en el extranjero, y dejando a cientos de agricultores en la estacada.

Más allá del mundo blogger, en estos día han sido muchas las muestras de apoyo que ha recibido nuestro pepino, algunas con nombre propio como la del campeón del mundo de motociclismo Jorge Lorenzo, quien exhibió una pancarta en la que se leía “El pepino español es salud”; o la de los presentadores de la cadena de televisión Telecinco, cuyo vídeo reivindicativo se puede ver en Youtube.

Yo quiero romper mi lanza particular por la causa a través de una receta o preparado de pepino, no comestible, que puede servir de alivio (que no de remedio) contra las acusaciones infundadas. Se trata de una crema facial que he visto hacer en muchas ocasiones, y que publiqué hace poco en la sección de trucos de Cocina.es. Aquí os lo dejo.

Ingredientes para hacer crema facial de pepino:
1 pepino
1 huevo
1 yogur natural

Elaboración:
Para hacer nuestra crema alisadora (efecto lifting), sólo tenemos que triturar el pepino hasta que no quede ningún grumos. Hay que insistir , por tanto, hasta obtener una masa fina. Luego separaremos la clara de la yema del huevo, y nos quedaremos con la clara, que añadiremos al pepino triturado. Finalmente, echaremos medio yogur natural a la masa, y mezclaremos muy bien hasta formar una crema uniforme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.