Con la comida sí se juega

Que levante la mano el que nunca haya jugado con la comida. Por si alguno se pone digno y se cree libre de todo pecado, pensad en las sopas de pasta con forma de letras, con las que hasta el menos pintado se ha entretenido alguna vez componiendo su nombre; o en los purés de patata, la comida perfecta para cualquiera con alma de artista y con maña para el modelado; o en la fruta: ¿quién no se ha batido en duelo nunca con un hermano a pelar una manzana creando la tira de piel más larga? También son muy comunes los campeonatos de lanzamiento de huesos de aceituna, pero esto ya es otro cantar.

En esto de jugar con la comida, como en todo, hay aficionadillos, como la mayoría de nosotros, y hay profesionales. Y claro, Internet resulta ser el espacio perfecto para dar salida a este tipo de manifestaciones “gastroartísticas”. Buscando, he dado con una chica llamada Vanessa Dualib que se dedica a crear animales con comida, que os va a dejar con la boca abierta. El collage que ilustra este artículo es una muestra de las muchas ocurrencias de esta fotógrafa. En su espacio en Flickr, tiene además unas cuantas historietas protagonizadas por huevos que no tienen desperdicio. Se llaman “The Eggventures of Eggbert” (o Las aventuras de Eggbert).

Entre las fotos de otros particulares colgadas también en Flickr, me han encantado las del huevo ovario asaltado por una legión de espermatozoides de soja, la bicicleta de naranja, la masa Scream y el huevo explosivo. Pero sólo hay que buscar en Google a través de las palabras mágicas “jugar con la comida” o “play with food” para encontrar verdaderos alardes de la imaginación como estos:

-Un fantasma en la sandía.

– El perro brócoli, un clásico.

– La mantis cebolleta.

– O las alitas de pollo sexys, el ideal de comida erótica.

Si Arcimboldo levantara la cabeza…

2 comentarios en “Con la comida sí se juega

  • 9 Agosto, 2011 a las 9:13

    ¡Cuánta imaginación! No conocía a esta chica, gracias por presentárnosla.

    Respuesta
    • 9 Agosto, 2011 a las 9:21

      No vayas de modesta, que tú en cuanto a imaginación tampoco te quedas corta. Y para muestra, un botón, digo, una ficha de dominó 🙂

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.