Receta: Pisto de Calabacín y Tirabeques con Jamón y Huevo Frito

Compra un buen pan de hogaza, porque este pisto de calabacín con salsa de tomate casera, jamón y huevo frito, es de los de mojar hasta la saciedad. ¡Qué rico está esto!

Hacer un pisto a fuego lento con su verdura y su salsa de tomate casera, y acompañarlo por una picadita de jamón ibérico y por esa sencillo y delicioso manjar del Olimpo llamado “huevo frito”, es la forma más fácil de rendirle tributo al buen comer a través de un clásico de la cocina tradicional, la de la madre, la de la abuela…

Para la ocasión, el pisto de calabacín con tomate lo cociné con dos buenos compañeros de viaje: una cebolla dulce y unos tirabeques, con el fin de hacer un plato completo en el que hay que considerar a priori, junto con el jamón y el huevo, la importante dosis de carbohidratos del pan que se presupone debe acompañar a esta noble comida.

Los tirabeques, todo hay que decirlo, eran una novedad para mí que conocía, pero nunca había tenido ocasión de comer. Resultó ser un tipo de judía verde muy plana, y mucho más suave de sabor, con un toque dulce que me encantó. Pero si quieres hacer el pisto de calabacín con otras verduras o legumbres, es de las recetas que lo aceptan todo, porque una salsa de tomate como ésta es capaz de engrandecer cualquier combinación.

Si quieres saber más sobre los tirabeques, lee esto:

¡Y vamos con la receta!

Pisto de Calabacín con Tirabeques

Pisto de calabacín con tirabeques

Delicioso sofrito de verduras con salsa de tomate casera, jamón ibérico y huevo frito. ¿Se te ocurre algo mejor para comer?

Ingredientes para 4 raciones de Pisto de Calabacín:

Para la Salsa de Tomate:

  • 4 tomates pera
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de tomate concentrado
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • 1/2 cucharadita de perejil picado
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra

Resto de ingredientes del Pisto de Calabacín:

  • 1 calabacín grande
  • 1 cebolla dulce
  • 250 gr. de tirabeques
  • 80 gr. de jamón ibérico
  • 4 huevos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo hacer Pisto de Calabacín con Tirabeques:

Para hacer la Salsa de Tomate:

  1. Echar el ajo bien picado a la sartén con un chorro de aceite de oliva virgen extra. Sofreír a fuego medio durante 5 minutos. Mientras, lavar y picar el tomate en dados pequeños.
  2. Cuando esté el ajo dorado, añade el tomate, tapa, y deja que se cocine a fuego medio durante 10 minutos.
  3. Añadir el concentrado de tomate, el azúcar, la sal, el orégano y el perejil, y rehogar todo durante 5 minutos más.
  4. Si se desea, se puede triturar la salsa de tomate con la batidora. Reservar.

Pisto de calabacín con tirabeques

Para hacer el Pisto de Calabacín y Tirabeques:

  1. Picar la cebolla en trozos gruesos. Lavar y cortar el calabacín en dados. Lavar y cortar cada tirabeque en unos tres trozos.
  2. Calentar un buen chorro de aceite de oliva virgen extra en una cazuelita, y añadir la cebolla. Sofreír tapado durante 8 minutos a fuego medio-bajo.
  3. Añadir los tirabeques y el calabacín, tapar, y dejar que se cocine a fuego lento durante 10 minutos.
  4. Añadir la salsa de tomate casera reservada, tapar, y dejar que termine de hacerse el pisto con tirabeques durante 15 minutos más a fuego súper lento.
  5. Unos minutos antes de servir, hacer los huevos fritos y picar el jamón.
  6. Para emplatar, colocar el pisto de calabacín en el fondo de los platos, echar el jamón por encima, y coronar con un huevo frito.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 40 minutos

Veredicto: ★★★★★

No te voy a describir el momento de mojar el primer trozo de pan en el huevo, dejando que la yema empape la miga junto con la salsa de tomate, porque no quiero hacerte sufrir, y porque creo que faltan las palabras. Lo más sencillo es que hagas tú mismo el pisto de calabacín con tirabeques, o sin tirabeques, pero con su huevo frito y su jamón ibérico, y te des un festín como te mereces.

Partiendo de la base de esta receta, o sea, de la elaboración de una salsa de tomate casera y del sofrito de los calabacines con la cebolla y los tirabeques, la imaginación y un paseo por el puesto de frutas y verduras de tu barrio es el poder a la hora de imaginar pistos de verduras variadas.

Si eres poseedor o poseedora por derecho paterno o materno, respectivamente, de uno de esos raros ejemplares de niños que se resisten a comer verduras, tómate la molestia de hacerles este pisto de calabacín un día, y luego me cuentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.