El blog de Recetascomidas.com

¿Gas, inducción o vitrocerámica?

¿Gas, vitrocerámica o inducción?

Las cocinas ya no son lo que eran. Las posibilidades se han multiplicado, ofreciendo cada tipo de cocina un resultado diferente en lo que se refiere al cocinado en sí, a la limpieza, al consumo, etc. De ahí que a la hora de elegir los electrodomésticos de nuestra cocina, la primera pregunta que nos asalte sea: ¿gas, inducción o vitrocerámica?

Con el fin de serviros de ayuda en la compra de vuestras cocinas, hoy en Blogcocina analizaremos los pros y los contras de cada uno de estos tres modelos de cocinas, los más usados en la actualidad: las cocinas de gas, las cocinas de placas vitrocerámicas y las cocinas de placas vitrocerámicas de inducción.

Cocina de gas

Cocina de gas / Foto: Conanil

1. COCINAS DE GAS
Por cocinas de gas nos referimos a cocinas que utilizan directamente el fuego generado con gas como fuente de energía. No obstante, existen también placas de cocina con superficie plana de vidrio cerámico (vitrocerámica) que utilizan el gas como fuente de alimentación.

Pros:
· Son las preferidas por los cocineros profesionales y los amantes de la cocina tradicional.
· La transmisión de calor a través de llama directa es ideal para ollas de hierro fundido y de arcilla, las más aconsejadas para cocinados lentos.
· El calor se regula de una forma muy sencilla, y es muy estable.

Contras:
· Son más sucias, y su limpieza es más engorrosa.
· El gas, como fuente de energía, aunque siempre ha tenido fama de barato, tiene un futuro incierto debido a la constante inestabilidad de los principales países exportadores.
· Al utilizarse fuego directo, su seguridad está más en entredicho.

Placa de cocina vitrocerámica

Placa de cocina vitrocerámica / Foto: Fagor

2. COCINAS DE PLACAS VITROCERÁMICAS
Están realizadas en vidrio cerámico, un tipo de material que revolucionó los sistemas de cocinado domésticos con electricidad, frente a las encimeras tradicionales de acero inoxidable.

Pros:
· Son muy fáciles de limpiar.
· Permiten un aprovechamiento del calor residual.
· El abanico de utensilios de menaje de cocina que se pueden usar, es más amplio que para las cocinas de gas y las cocinas vitrocerámicas de inducción.

Contras:
· Su consumo de electricidad es relativamente alto, sobre todo si se compara con el de las placas de inducción.
· El tiempo de calentado es muy alto, algo que, según algunos cocineros, puede incidir en una pérdida de sabor de los alimentos.

Placa de cocina de inducción

Placa de cocina de inducción / Foto: Fagor

3. COCINAS DE PLACAS DE INDUCCIÓN
En realidad, se trata de una variante de las cocinas vitrocerámicas, ya que la placa en sí es del mismo material. La diferencia reside en la forma de transmisión del calor, que se produce a través de un campo magnético que transmite directamente el calor al recipiente (sin pasar por la placa), lo cual obliga a utilizar exclusivamente menaje de metal.

Pros:
· Requieren aproximadamente la mitad de tiempo para calentar los alimentos que las anteriores.
· Gastan menos electricidad (has un 30% menos) que las vitrocerámicas convencionales.
· Es más fácil limpiarlas, ya que la superficie no se calienta, y no hay que esperar a que se enfríen.
· Son más seguras, ya que la placa no funciona como transmisora del calor, calentándose directamente la base del recipiente usado para cocinar.

Contras:
· Cuestan aproximadamente el doble que las placas vitrocerámicas de resistencia.
· Es necesario emplear un menaje específico: sartenes y baterías de cocina de inducción.

Salvo si se quiere optar por una cocina de gas por convicciones propias, por tradición en el sistema de cocinado o por puro romanticismo, el debate entre las placas vitrocerámicas convencionales y las de inducción, parece decantarse de forma clara hacia las de inducción, ya que a parte de ofrecer un mejor rendimiento con un menor consumo, son más seguras y cómodas a la hora de limpiarlas. Además, aunque su coste aún es mayor, una familia que utilice la cocina con cierta frecuencia, puede amortizar la inversión a medio plazo.

En todo caso, existen también montajes mixtos de cocina con fuegos de gas y con inducción, para quienes no quieren prescindir de lo mejor del gas, ni de las ventajas de la inducción.

En cuanto a la elección de una cocina en función de la fuente de energía, es difícil aconsejar. En principio, el precio de la electricidad parece más estable a medio o largo plazo. A favor del gas está el hecho de ser una energía limpia y ecológica.

  • http://eltabalerpetit.es Luis Alberto Prat

    Yo prefiero las de gas sin duda alguna!

    • Ricardo Ojalvo

      Todos los profesionales decís lo mismo. Por algo será. Yo no puedo opinar, porque siempre he tenido vitrocerámica, aunque por cuestiones prácticas y por ahorro, está claro que las de inducción van varios pasos por delante. Buena comparativa, en todo caso.

      • MorÐax

        Entonces, desde el punto de vista únicamente económico del consumo -sin tener en cuenta la compra e instalación de la cocina- ¿Es más barato cocinar con gas o con inducción?

        • Ricardo Ojalvo

          Es una pregunta difícil, ya que tanto el precio del gas como el de la electricidad, están oscilando constantemente. Por su bajo consumo, las placas de inducción suelen resultar rentables a medio/largo plazo, aunque la inversión inicial es relativamente alta. ¡Un saludo!

  • Pingback: Comparativa de sartenes: teflón, cerámicas, hierro y titanio | Blogcocina

  • Pingback: Cocinar con Wok o Sartenes « Alimentos de Lolo

  • emilio

    muchas gracias por el post! estoy empezando a amueblar mi casa y me ha terminado de aclarar, pondré inducción!! Por cierto, si se aceptan peticiones, dejo la mia: podrías hacer otro sobre lavadoras y lavavajillas que es lo próximo en lo que me voy a embarcar,, jejejejeje
    lo dicho, genial y de gran ayuda!

  • Pingback: Cuchillos de cerámica: ventajas e inconvenientes | Blogcocina

  • Pingback: Misanplas | ¿GAS, INDUCCIÓN O VITROCERÁMICA?

  • miguel

    Las cocinas de gás son una buena opción aunque personalmente prefiero las vitroceramicas de inducción de balay o bosch aunque a poder ser la de inducción total para que nos sea más util.

  • Pingback: Comparativa de sartenes (1): teflón, cerámicas, hierro y titanio

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.