Bloody Mary: receta fácil

Bloody Mary: receta fácil
¡Vota!

El Bloody Mary cocktail es un interesante brebaje a base de zumo de tomate con vodka como ingredientes principales, y unos toques de sabor ácido, picante y salado.

Para alguien poco dado al alcohol como un servidor, un Bloody Mary casero de vez en cuando es todo un deleite como aperitivo, sobre todo en compañía de mariscos, de encurtidos, de snacks salados, etc. No es por casualidad que nuestro amigo Rafa Prades decidiera darle unos toques de Bloody Mary a su galardonada receta de Ceviche de Langostinos con Bloody Mary.

Pero tan interesante y lleno de matices como su sabor, es la historia sobre el origen del Bloody Mary, conocido así por su color sangriento, en referencia al pasado también sangriento de la reina María I, a su vez “distinguida” con el sobrenombre de “Bloody Mary Reina”.

Si es así, no es por casualidad, ya que la susodicha monarca pasó a la historia por su cruenta persecución a los protestantes durante sus cuatro años de reinado.

Todo ello le otorga al cóctel Bloody Mary, o “María la sangrienta”, un aire místico que acrecienta el deseo de probarlo de quienes aún no han manchado sus labios de esta afrutada sangre alcohólica. Para todos vosotros va esta receta fácil del Bloody Mary.

Bloody Mary: receta fácil

Bloody Mary Cocktail

El cocktail ideal para los amantes del zumo de tomate y de los cócteles con un grado moderado de alcohol.

Bloody Mary: ingredientes para 2

  • 200 ml. de zumo de tomate
  • 90 ml. de vodka
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 5 gotas de tabasco
  • 1/4 de cucharadita de sal fina
  • 1 pizca de pimienta negra recién molida

Para decorar los vasos:

  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • 1/3 cucharadita de sal fina
  • 1/4 cucharadita de pimentón de la Vera agridulce
  • 1/2 limón

Cómo hacer un Bloody Mary:

  1. Empezamos decorando los vasos en los que serviremos los Bloody Mary, y para ello, mezclamos el azúcar con la sal y el pimentón sobre un trozo de papel de aluminio. Mojamos los bordes de los vasos con agua, y los posamos sobre la mezcla para que ésta se quede pegada a los bordes, como muestro en las fotos.
  2. En un vaso mezclador, echamos el vodka y el zumo de tomate bien frío. Añadimos el zumo de limón, las gotas de tabasco y la sal, y removemos con mucho mimo durante medio minuto, más o menos.
  3. Servimos el Bloody Mary en los vasos, y por encima de cada uno espolvoreamos pimienta negra recién molida.
  4. Colocamos una raja de limón sobre cada vaso, y servimos.

Tiempo de preparación: 2 minutos

Tiempo de cocción: 0 minutos

Veredicto: ★★★★★

Como ves, más fácil no puede ser. No se si se puede hablar de una receta original de Bloody Mary, pero el caso es que en algunas he visto que también se añade salsa inglesa (Worcestershire) en pequeñas dosis, pero se puede prescindir de ella si no se tiene.

Bloody Mary

Bloody Mary: ¿con hielo o sin hielo?

Como has visto, yo he optado por no añadir hielo, porque me parece una pena acabar aguando el Bloody Mary. A cambio, considero más apropiado usar un zumo de tomate bien frío, aunque en los meses de invierno, un Bloody Mary a temperatura ambiente es totalmente de recibo, incluso permite apreciar algunos matices de sabor con más nitidez.

Si es verano y quieres añadir hielo, en todo caso, puedes hacerlo, pero entonces procura hacer el Bloody Mary justo en el momento en que vayas a tomarlo.

Cómo hacer un Bloody Mary sin alcohol

Un Bloody Mary lleva vodka sí, o sí; si no, no podemos hablar de Bloody Mary. Cogiendo el nombre prestado, podemos invitar a la fiesta a niños y a abstemios haciendo un Bloody Mary sin alcohol en el que el vodka se puede sustituir por mosto blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ricardo Ojalvo

Se define a través de sus recetas y artículos como un consumidor consciente y un amante de la cocina dominado por la curiosidad, comprometido con la causa de los platos fáciles, rápidos, ricos y sanos. Su pasión de eterno aprendiz es la sal de sus publicaciones, y su humor, la pimienta.

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.